Código Nucú

¿Teme gobierno a Alerta de Violencia de Género?

0
31

César Trujillo

La Alerta de Violencia de Género tiene casi un año de haberse declarado en Chiapas. Casi un año en el que las mesas de trabajo instaladas no han funcionado como acordaron y donde todo lo pactado con el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario no ha arrojado resultados concretos, dejando un vacío por parte de las autoridades cuyo único fin ha sido politizar la declaratoria obligando a las peticionarias a tomar la decisión de abandonar las mesas de trabajo: al menos las convocadas por el gobierno del estado, a través de la Fiscalía.
Las organizaciones civiles integrantes de la Campaña Popular contra la Violencia hacia las Mujeres y el Feminicidio en la entidad se han mostrado preocupadas, en múltiples ocasiones, por la forma frívola y despectiva en la que el Gobierno de Chiapas se mueve usando la declaratoria para “afianzar puestos políticos, impulsar candidaturas y justificar la reorientación de presupuestos públicos”, perdiendo de vista el objetivo real.
Recordemos que fue el 20 de enero del 2017 cuando el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario (GIM) fue creado y a la fecha nada ha pasado e, incluso, las organizaciones han denunciado que sigue imperando el carácter machista de los servidores públicos que han tomado a juego la erradicación de la violencia hacia las mujeres.
No era para menos, muchos de esos servidores públicos usan la violencia en casa y la justifican como una cuestión cultural; muchos otros han sido evidenciados en las redes sociales y no pasa nada con ellos (¡Uff!). Han sido cuatro mesas de trabajo las que se han instalado: la de Coordinación con los municipios en los que se dictó la AVG, Coordinación con los 16 municipios de la Zona Altos, Atención de medidas relacionadas con el sector salud y Seguimiento de casos, y ninguna de éstas operó con las medidas recomendadas y todo sigue deambulando en la incertidumbre.
Las organizaciones civiles integrantes de la Campaña Popular contra la Violencia hacia las Mujeres y el Feminicidio en Chiapas tuvieron, como bien señala su comunicado, una última reunión con las autoridades en donde se presentó el Programa Estatal para atender la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres aún con observaciones. ¿Los avances? Tan sólo la aprobación del logotipo y eslogan de la Campaña de Difusión. Más, eso sí, las promesas de una estrategia integral que simplemente no llegó y una campaña que sigue en el limbo de las buenas intenciones del gobierno en turno.
Lo grave del asunto es que no sólo se ha incumplido el mandato judicial federal al Sistema Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) en Chiapas, sino que se han desatendido la emergencia que conllevó a solicitar la declaratoria. Ha quedado muy claro que al gobierno no les importa garantizar la “protección, seguridad, vida, reparación de daños y medidas de no repetición enlistados en los cuatro capítulos de medidas a implementar por dicha Declaratoria de Alerta de Violencia de Género.
Hasta hoy, el gobierno de Chiapas no ha mostrado voluntad y no ha emitido ninguna convocatoria, señalan las organizaciones civiles, en la que los alcaldes de los Ayuntamientos indígenas de la zona Altos puedan ser informados de lo que significa la Declaratoria, de la forma en que deben dirigirse y de todas “las acciones que deben implementar para detener la violencia sistemática contra mujeres y niñas indígenas”.
Así, es triste ver cómo el gobierno de Manuel Velasco pondera otro tipo de cuestiones y hace oídos sordos a esta ola de feminicidios que tiene a Chiapas de luto. Coincido con las organizaciones civiles que han declarado una pérdida de tiempo todas las mesas en las que sólo se escucharon buenas voluntades de la parte oficial, sin metodología de trabajo y sin una coordinación que permita que la declaratoria cumpla con su papel.
Cabe señalar que pese al descontento por el incumplimiento de los acuerdos que permitan la implementación urgente y seria por parte de las autoridades involucradas, las organizaciones sí asistirán a las sesiones del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario considerando que es el espacio a dar seguimiento y evaluar las acciones que implemente el gobierno que parece temer a la Declaratoria.
No olvidemos que el 18 de noviembre de 2016 la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género fue declarada para los municipios de Comitán, Chiapa de Corzo, San Cristóbal, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores; asimismo, estableció acciones específicas para los municipios indígenas de la región Altos de Chiapas: Aldama, Amatenango del Valle, Chalchihuitán, Chamula, Chanal, Chenalho, Huixtán, Larráinzar, Mitontic, Oxchuc, Pantelhó, San Juan Cancuc, Santiago El Pinar, Tenejapa, Teopisca y Zinacantán. / Datos de contrafeminicidiochiapas.wordpress.com

Manjar
El poder corrompe. Si no me cree, pregúnteselo a Pablo Salazar Mendiguchía, exgobernador de Chiapas. Hay quienes lo bautizan como un excelente mandatario, aunque yo recuerdo bien todavía la forma en que violentó sistémicamente los derechos humanos de estudiantes normalistas, de los periodistas, de los docentes, de los activistas y cómo dejó en la indefensión a los damnificados del Stan (por mencionar algo). Sí, sí, lo mismo hizo Juan Sabines y lo mismo está haciendo Velasco. El asunto ahora es Pablo. Dice que quiere ser senador. Quiere estar dentro del escenario político del que nunca se fue del todo, igual que Sabines. Si le dará o no para llegar, eso no lo sé. Pero seguir empecinado en mantener injerencia es una alerta que debe prenderse. Recordemos que no hay muertos en la política y muchos cadáveres terminan tomando decisiones que nos pesan a todos. #EsoCreo // La recomendación de hoy es Guanaco del poeta salvadoreño Antonio Cienfuegos y el disco 24 canciones de Astrud Gilberto. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

No hay comentarios

Tu opinión cuenta!