Los ocho integrantes de las familias Jiménez y Gómez, son testigos de la demolición de sus viviendas, ubicadas en la rancheria conocida como La Industria, tramo carretero Ocozocoautla — Villaflores.

Desde que ocurrió el sismo cocinan en una galera habilitada, que sirve de comedor, sala, corredor, es lo único que tienen para protegerse del y la lluvia.

En las noches cada una de las familias, de cuatro integrantes cada uno, duermen dentro de camionetas para protegerse de la lluvia y animales nocturnos de la zona.

No hay comentarios

Tu opinión cuenta!