Interfax Prensa

 

Francisco Antonio Rojas Toledo fue alcalde de Tuxtla Gutiérrez de 1999 a 2001, época en la que inició su carrera política para hacer a un lado su profesión, la ginecología, oficio que retomó de lleno después de diversos escándalos en su vida familiar y política; sin embargo, a pesar de esos escándalos, sus ocurrencias y simpatía han permitido que permanezca en el ánimo de los tuxtlecos por más de 20 años.

Paco Rojas, como es conocido entre los tuxtlecos, fue diputado local en 1996, diputado federal en 2003 y en 2006, postulado como candidato a gobernador por el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional; y participó nuevamente como aspirante a la Presidencia Municipal de Tuxtla en las elecciones pasadas de 2015.

Al cierre de su administración municipal en el 2001, Francisco Rojas es señalado por adjudicarse un bono millonario: el Pacobono; y a la par presenta una denuncia en contra de la desaparecida agencia de noticias Maya Press por “difamación”.

“Fredy López Arévalo, director de la agencia Maya Press, con base en el Estado de Chiapas (Sur), fue citado en la Procuraduría de Justicia (ministerio público). Durante la entrevista, el periodista fue interrogado sobre la fuente que le entregó un informe del tribunal de Cuentas de Chiapas, sobre los supuestos fraudes cometidos por Francisco Rojas Toledo, alcalde de Tuxtla Gutiérrez. Al periodista le informaron de que el alcalde le ha denunciado por “difamación”, López Arévalo está sorprendido de que se le citara para comparecer en 24 horas, bajo pena de ser objeto de un mandato de captura. Según él, la querella es infundada, en la medida en que las informaciones publicadas proceden de un documento oficial”, cita un artículo publicado en Mayo de 2002 en el portal de Proceso (http://www.proceso.com.mx/241594/la-libertad-de-prensa-con-fox-igual-que-con-el-pri).

En diciembre de 2006, asumió la delegación federal en Chiapas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), luego de declinar en agosto de ese mismo año la candidatura a favor del priísta José Antonio Aguilar Bodegas, candidato de la Alianza por Chiapas, para hacer un frente común contra el candidato de la Coalición Por el Bien de Todos, Juan Sabines Guerrero.

Desde su llegada a esa delegación federal, Rojas Toledo fue señalado por los trabajadores de realizar una serie de despidos injustificados para incluir en su plantilla a familiares y amigos además de denunciarlo por una serie de irregularidades en la operación de los programas y manejo de recursos.

Meses después, la contraloría interna de la dependencia federal dio inicio a una auditoría por presuntos casos de nepotismo y una serie de irregularidades en la aplicación de programas sociales y del manejo del personal de la institución.

Finalmente, a seis meses de asumir el cargo, Rojas fue cesado y penalizado por la Secretaría de la Función Pública sin derecho a ostentar cargos públicos por 5 años.

Un año después, en julio de 2008 fue arrestado por los delitos de tentativa de homicidio y violencia intrafamiliar en el Sanatorio de su propiedad, por haber golpeado a su entonces esposa y delegada federal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco),Mirna Lucrecia Camacho Pedrero.

Mirna Camacho fue nombrada por el Congreso del Estado a propuesta del Poder Ejecutivo del Estado como magistrada del Poder Judicial del Estado el pasado mes de agosto.

En cuanto a la detención del exalcalde panista ocurrida hace ocho años atrás la versión no oficial señala que los delitos de tentativa de homicidio y violencia intrafamiliar fueron no solo en contra de Mirna Camacho sino también del empresario, José Antonio Olguín Ruíz.

Según versiones difundidas, José Olguín fue  interceptado y agredido por Rojas Toledo a las afueras de una cafetería ubicada dentro de una plaza comercial al norte poniente de la ciudad, donde sorprendió a su entonces pareja, con quien únicamente figuraba como pantalla para sostener el mito panista de las buenas costumbres y la moral.

Años después, decide volver a contender por la presidencia municipal de Tuxtla en las elecciones del 2015, donde un nuevo escándalo fue publicitado en medios informativos y redes sociales, a menos de un mes de realizarse las votaciones locales, en donde contendió contra el actual alcalde Fernando Castellanos.

El video difundido por Reporte Indigo exhibe al panista recibiendo dinero de parte de un empresario para financiar su campaña a la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez, como parte de un “moche” de un constructor originario de Puebla.

La grabación capta a Paco Rojas aceptando al menos una docena de fajos de billetes que son acomodados en una caja de zapatos, que ascendían alrededor de un millón 400 mil pesos y se supone serían el “pago” por la intervención que habría realizado el político para conseguir una obra y por contratos de obra pública futuros en caso que el panista asumiera la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez.

Al concluir el proceso electoral y tras la derrota, Francisco Rojas encabezó el movimiento #TuxtlaNoSeRinde.

 

El excalde vs el munícipe y su señora.

 

Francisco Rojas Toledo luego de encabezar la última marcha del movimiento #TuxtlaNoSeRinde, a la que asistieron más de 50 mil tuxtlecos frente a la explanada de palacio de gobierno para denunciar el supuesto fraude en la elección municipal de la capital, ha realizado de manera permanente una serie de denuncias ciudadanas en su cuenta de Facebook.

Las denuncias que han sido retomadas por diversos medios de comunicación y que en ocasiones han difundido información errónea, que él mismo ha desmentido posteriormente, van en contra de los tres niveles de gobierno.

Francisco Rojas se ha convertido en la voz popular de ese sector de la población que las autoridades no escuchan y que se manifiestan a través de las redes sociales, desde su casa, la oficina o el transporte público o propio.

Recientemente el alcalde de Tuxtla, Fernando Castellanos Cal y Mayor, y su esposa Martha Muñoz arremetieron de manera personal en sus cuentas oficiales de Facebook en contra del exalcalde panista y de su hermana, Aida Rojas Toledo, por difundir dolosamente una fotografía familiar del munícipe.

 “No hubo ninguna caja de zapatos con dinero, ni ningún paco-bono de dinero público para pagarlas”, cita textualmente la publicación de la esposa del munícipe.

En julio de 2009, Fernando Castellanos y Arturo Escobar, entonces senador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM),  fueron detenidos en el aeropuerto fue detenido en el aeropuerto internacional de Chiapas, con una maleta en la que había un millón 100 mil pesos en efectivo.

Fernando Castellanos en ese entonces desempeñaba el cargo de dirigente de PVEM en Chiapas, y declaró durante 12 horas en la delegación de la PGR de Tuxtla Gutiérrez la procedencia del recurso y su destino, el cual presuntamente serviría para la compra de un inmueble.

La misiva publicada en redes sociales por la presidenta del Sistema DIF Municipal Tuxtla detalla que la sesión de fotos costó mil 500 pesos, la cual cubrió con los ingresos que percibe decorando eventos y haciendo banquetes, pues el cargo que ocupa en el Ayuntamiento es meramente honorario.

El salario mínimo general en México es de 73.04 pesos diarios, es decir dos mil 191 pesos mensuales, de acuerdo a la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Segundo Trimestre 2016 para el Estado de Chiapas, los ingresos de la población económicamente activa señala que 277 mil trabajadores (14.5%) no perciben ingresos; 740 mil (38.7%) perciben ingresos de hasta un salario mínimo; poco más de 482 mil (25.2%) tienen ingresos de más de uno y hasta 2 salarios mínimos; 191 mil (10%) con ingresos de más de 2 y hasta 3 salarios mínimos; y 213 mil (11.1%) reciben ingresos superiores a tres salarios mínimos. Mientras que, 9 mil ocupados (0.5%) no especificaron su nivel de ingresos.

El 78.7 por ciento de la población económicamente activa de Chiapas, un millón 499 mil personas, no podría realizarse una sesión de fotos personal o familiar ni siquiera una vez al año.

Horas después de difundirse la carta puntual que dirigió Martha Muñoz, empezó a circular-de igual forma en Facebook- a través de una cuenta falsa de Francisco Rojas, la contestación al alcalde y a su esposa.

“Dos cachetadas bien puestas es lo que se merece. Por experiencia sé que ese es el mejor remedio para cuando una mujer se pone así de altanera”, cita la publicación de esa cuenta no oficial. 

 

No hay comentarios

Tu opinión cuenta!